viernes, 25 de marzo de 2016

En aquel tiempo
guarde la diminuta luz de la luna
en mi desquebrajada ánfora.

sin la luz de la noche quedé,
vagando en soledad,
esperando encontrar
la ventana luminosa
de tus ojos

1 comentario:

  1. Un gran pensamiento, infinitamente bello.
    Besos Benito.

    ResponderEliminar